top of page
  • Foto del escritorYvonne Franco

Nearshoring: Una oportunidad dorada para México


Nearshoring

El fenómeno del nearshoring se presenta como una oportunidad inigualable para México, posicionando al país como un destino atractivo para la relocalización de empresas en busca de optimizar sus cadenas de suministro y acercarse a mercados estratégicos. La ubicación geográfica de México, adyacente a Estados Unidos y Canadá, brinda una ventaja logística crucial. La proximidad reduce costos de transporte y tiempos de entrega, permitiendo una mayor eficiencia operativa. Además, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) garantiza acceso preferencial a estos mercados, facilitando el comercio y promoviendo inversiones extranjeras.


México cuenta con una infraestructura robusta, incluyendo una extensa red de carreteras, puertos, aeropuertos y ferrocarriles que facilitan el movimiento de bienes y servicios. Esta infraestructura bien desarrollada es fundamental para atraer a empresas que buscan una ubicación con excelente conectividad y capacidad logística. El país ofrece una mano de obra altamente calificada y competitiva, con costos laborales relativamente bajos en comparación con otros destinos. Esta combinación de talento y costo-beneficio es atractiva para empresas de manufactura avanzada, tecnología y servicios.


México ha mantenido una estabilidad económica y política que genera confianza entre los inversionistas. Las políticas económicas favorables y un entorno macroeconómico estable hacen que México sea un destino seguro para inversiones a largo plazo. Con 14 tratados de libre comercio que abarcan 50 países, México tiene acceso preferencial a una amplia gama de mercados internacionales. Esta red de tratados permite diversificar exportaciones y reducir la dependencia de un solo mercado, mitigando riesgos económicos.


El nearshoring no solo beneficia a las regiones tradicionalmente industrializadas del norte y centro de México, sino que también ofrece una oportunidad para impulsar el desarrollo en el sur-sureste del país. Las inversiones en infraestructura y la creación de polos de desarrollo pueden equilibrar el crecimiento económico y reducir desigualdades regionales. México tiene la oportunidad de convertirse en un líder indiscutible en la nueva forma de globalización y nearshoring. Al atraer inversiones que promuevan la sostenibilidad, la innovación y la responsabilidad social, México puede establecerse como un centro de producción avanzado y responsable. Este fenómeno presenta una oportunidad dorada para México, con beneficios comerciales y geopolíticos que pueden transformar el paisaje económico del país. Aprovechar esta tendencia global posicionará a México como un actor clave en la economía mundial, impulsando el crecimiento y la prosperidad a largo plazo.


¡Asegura tu inversión en el CIIT!


Yvonne Franco Ortega

Whatsapp: 55 1126 3474

تعليقات


Top Stories

bottom of page