En el número pasado vimos como obtener la tierra más adecuada para hacer adobes. En esta ocasión veremos cómo se fabrican los ladrillos de adobe, el material de construcción más barato y antiguo de la tierra.

En el sitio en donde encontraste la tierra más adecuada para hacer tus adobes, comienza a escarbar, revolviendo la tierra para emparejarla. Después, utilizando un arenero de malla de 5mm ve cerniendo la tierra para quitar piedras, basura y terrones demasiado grandes.

Escoge bien el lugar en donde vas a realizar la mezcla, un sitio en donde no haya mucho tráfico y que no represente que los materiales se tengan que mover mucho. Realiza ahí un hoyo lo suficientemente grande, pero no demasiado profundo. Moja el fondo hasta que quede húmedo y apisona bien la tierra hasta que quede bien dura. En ese hoyo vas a hacer la mezcla. Vierte la tierra previamente cernida hasta que tengas una capa de 8cm de espesor, la cual vas a a cubrir con otra capa de de paja o estiércol de 2cm. En caso de usar paja, tienes que picarla para que no quede más larga de 5cm. Humedece todo con una manguera. Después repite el procedimiento hasta que el hoyo esté lleno hasta el tope. Usando un plástico grande, tapa el agujero y déjalo reposar hasta el día siguiente para que el agua penetre bien en la tierra seca.

Si quieres leer el artículo completo, descarga el PDF