No necesitas de mucho espacio para tener un jardín. Los muros de tu casa pueden convertirse en tu jardín, incluso en el interior de tu casa. Los jardines verticales hacen uso de la hidroponía y la creatividad para crear magníficos diseños.

Cuando no tenemos mucho espacio para poner un jardín podemos hacer uso de paredes o de bastidores verticales. El proceso es relativamente sencillo, sólo debemos asegurarnos de asilar bien la superficie que vamos a cultivar. Actualmente es lo último en paisajismo, ya que con los jardines verticales se aprovechan los limitados espacios de las grandes ciudades.

Para hacer nuestro jardín vertical vamos a necesitar primero armar un bastidor del tamaño de la pared que queremos cubrir. Este bastidor lo podemos hacer de madera, aunque es más conveniente hacerlo de aluminio. 

 Un jardín vertical colocado en la fachada de nuestra casa reduce hasta 8ºC la temperatura en el interior y elimina hasta 10 decibeles el ruido proveniente de la calle.

Si quieres leer el artículo completo, descarga el PDF