Mejorando tu casa

No necesitas de mucho espacio para tener un jardín. Los muros de tu casa pueden convertirse en tu jardín, incluso en el interior de tu casa. Los jardines verticales hacen uso de la hidroponía y la creatividad para crear magníficos diseños.

Cuando no tenemos mucho espacio para poner un jardín podemos hacer uso de paredes o de bastidores verticales. El proceso es relativamente sencillo, sólo debemos asegurarnos de asilar bien la superficie que vamos a cultivar. Actualmente es lo último en paisajismo, ya que con los jardines verticales se aprovechan los limitados espacios de las grandes ciudades.

Para hacer nuestro jardín vertical vamos a necesitar primero armar un bastidor del tamaño de la pared que queremos cubrir. Este bastidor lo podemos hacer de madera, aunque es más conveniente hacerlo de aluminio. 

Tanto para hacer tu trabajo más fácil, como para hacer que la limpieza al final sea menos engorrosa, hay que tomar poner atención a detalles pequeños que son fundamentales.

Preparando el cuarto que vas a pintar. Para empezar retira todos los muebles y adornos que se puedan trasladar fácilmente. Los muebles grandes como el sofá, sillón o cama cúbrelos con alguna sábana en vieja o un plástico de grande. Quita las tapas de los interruptores eléctricos y las lámparas del techo o paredes (para mayor seguridad corta la corriente eléctrica). De ser posible, desmonta las ventanas y puertas y destornilla las aldabas. Si no se pueden desmontar las puertas y ventanas, cúbrelas con periódicos pegándolos con masking tape.

Si ya construiste tu casa pero tus muros y techos interiores no tienen aplanado, no necesariamente tienes que contratar a alguien que haga el trabajo.

Así que ponte ropa vieja, compra yeso, una llana y una artesa y manos a la obra.

Para empezar debes de tener un recipiente o artesa lo suficiente grande para hacer la mezcla de yeso adentro. Además vas a necesitar una llana metálica y una talocha (llana de madera).

Escoge el material que más te convenga para hacer tus tuberías. Aquí te describimos las opciones que hay en el mercado para que tomes la mejor decisión.

Es muy importante que al momento de comprar el material que vayas a instalar, te asegures que este sea de buena calidad (aunque esto signifique gastar un poco más). Además, una vez colocada la red, y antes de cubrirla con otros materiales de construcción, debes hacer pruebas para asegurarte que no haya fugas.

En las tiendas vas a encontrar varias opciones para hacer tu instalación de agua potable y de desagüe, pero ¿Cuál es la mejor?

Para impermeabilizar cimentaciones sin que se degrade el producto al estar en contacto con la humedad y la tierra, te recomendamos Igol Denso que es un impermeabilizante asfáltico que crea una barrera de vapor y protege las áreas en contacto con la humedad tales como:

  • cimentaciones
  • muros de contención
  • charolas de baños
  • jardineras y depósitos de agua no aptos para el consumo humano

Con el fin de ofrecer soluciones y sistemas integrales para cada etapa de su obra, los siguientes productos diseñados para mejorar e incrementar la vida de sus muros y fachadas:

Dentro de las ventajas que le ofrecen el Sika Estuka Acrílico y el Acril Muro es que deja una superficie impermeable que se puede lavar sin que se reblandezca. Estos productos son ideales para aplicarlo sobre superficies de yeso, fibrocemento, tabla roca, aplanados y estucos. 

Una forma de darle vista a tus muros es aplicando texturas. Se trata de una solución de largo plazo que evita estar repintando. Transforma tu casa con estos consejos.

Hasta ahora la pintura de textura se había empleado en paredes y techos para ocultar pequeñas fallas y grietas, y también para asegurar que la pintura y aplanado de los muros duren más y sean más resistentes. Sin embargo, haciéndolo de una manera eficaz también se pueden lograr acabados que añaden profundidad y dimensión a la decoración de un ambiente.

Suele suceder que cuando vamos a pintar compramos pintura de más, la cual termina arrumbada y echándose a perder porque la lata o la cubeta no quedaron bien cerradas. ¿Te ha pasado?

 

La madera es particularmente vulnerable a la humedad, en especial las puertas y las ventanas, ya que están a la intemperie, en donde los elementos la hinchan, rajan o pudren. Pero no todo está perdido, es posible recuperar tu inversión con un poco de esfuerzo.

 

Tanto para hacer tu trabajo más fácil, como para hacer que la limpieza al final sea menos engorrosa, hay que tomar poner atención a detalles pequeños que son fundamentales.

Nunca falta que se raje un azulejo en el baño o en la cocina. Muchas veces podemos reparar el daño simplemente sustituyendo los azulejos rotos, pero otras veces es mejor tirarlos y colocar azulejos nuevos.