Antes de construir tu casa, debes de decidir qué orientación le vas a dar. Así, si vives en el trópico, la orientación va a ser muy diferente a la de alguien que vive en una zona montañosa. Darle una orientación adecuada a tu futuro hogar lo hará más confortable y te permitirá que ahorres dinero en calefacción o en aire acondicionado.

Antes de comenzar a trazar en el terreno tu casa, debes tener en consideración qué orientación va a tener. Al planificar la orientación de nuestro hogar debemos pensar en la iluminación, la vista que va a tener y el viento. Así mismo, el viento va a afectar la temperatura de nuestra casa. Por otro lado, tenemos que tomar en cuenta, si es que podemos decidir sobre ello, qué lado de la casa va a estar más expuesta al ruido de la calle. Las casas diseñadas con ventanas que ven al norte o el sur permiten la entrada de luz moderada sin que haya demasiada luz de sol, como sucede con el este; o poca iluminación, en el caso de ventanas orientadas al oeste.

 Sin embargo, hay personas a las que les gusta tener las ventanas del antecomedor, la cocina y otras áreas de mucho uso orientadas al este, de tal forma que reciban mucha luz antes del medio día. Otras personas prefieren que las ventanas de las habitaciones vean hacia el oeste, ya que así los dormitorios quedan más tiempo oscuros en las horas de mañana. En zonas cálidas no recomendable para los dormitorios, ya que el sol calienta los cuartos durante toda la tarde.

Si quieres leer el artículo completo, descarga el PDF