Mantener fresco el interior de nuestra casa cuando afuera hace mucho calor es un gran problema. El sol sobre nuestras viviendas causa temperaturas altas que disminuyen los niveles de comodidad. En zonas de extremo calor el aire acondicionado ayuda, sin embargo es costoso por la electricidad que consume. Aquí veremos algunas opciones que te ayudarán a mantener tu casa a una temperatura más agradable.

¿Qué hacer en las superficies?

Muros Si los muros de la vivienda se pintan con colores obscuros absorben entre 70% y 90% de la energía solar, la cual se transmite al interior y esto genera mayor calor. 

Por esta razón se recomiendan los colores claros, porque reflejan el calor y lo mantienen fuera de la vivienda. Es conveniente pintar con colores claros los muros que estén orientados al este, oeste y sur. Pero si vives en el trópico, también pinta de color claro la fachada norte.

Si quieres leer el artículo completo, descarga el PDF