Generalmente reconocemos al rodillo como la herramienta ideal para pintar superficies extensas de manera sencilla y con buenos resultados en el acabado.

Sin embargo, los adelantos tecnológicos en el uso de materiales y diseños para fabricarlos, le han dado nuevos usos a esta útil herramienta que facilitan aún más nuestro trabajo como pintores, permitiéndonos obtener acabados cada vez más profesionales y elaborados aplicando menos tiempo de trabajo.

 A continuación, te ofrecemos una serie de consejos prácticos para que puedas elegir y utilizar el rodillo adecuado según la superficie que vas a pintar y el tipo de pintura que vas a usar. 

Si quieres leer el artículo completo, descarga el PDF